Cristales en la orina del perro: causas, tipos y tratamiento

Uno de los elementos clave del equilibrio corporal de tu perro es su orina. Gracias a ella se eliminan los productos de desecho del organismo. Cualquier afección del sistema urinario rompería ese equilibrio, como los cristales en la orina del perro.

Si crees que tu perro puede tener alguna afección en el sistema urinario, concretamente cristales en la orina del perro, sigue leyendo. En este artículo te contamos todo sobre esta causa, que es más frecuente de lo que te imaginas.

¿POR QUÉ SE FORMAN CRISTALES EN LA ORINA DEL PERRO?

Cuando la orina del perro está sobresaturada de minerales o tiene una concentración excesiva de ciertas sustancias se pueden formar cristales microscópicos. Estos cristales en la orina del perro pueden llegar a ser muy molestos.

Si no se tratan de la forma adecuada, estos cristales producen molestias y alteraciones que podrían convertirse en cálculos urinarios. Los cálculos o urolitos, a diferencia de los cristales, sí podrían ser visibles a nivel macroscópico.

Si se forman estos urolitos, las vías urinarias del perro se pueden inflamar, infectar y obstruir. Los factores que predisponen a la formación de cristales en la orina del perro son

  • Infecciones en el tracto urinario.

  • Cambios en el pH de la orina.

  • Una alimentación inadecuada.

  • Un bajo consumo de agua por parte del perro.

  • Predisposición genética.

TIPOS DE CRISTALES EN LA ORINA DEL PERRO

Existen varios tipos de cristales que se pueden formar en la orina de los canes. También pueden ser de composición mixta. En cualquier caso, estos son los más comunes:

  • Cristales de oxalato cálcico. Estos cristales en la orina del perro se forman por la sobresaturación de calcio y oxalato. Una posible causa de esta sobresaturación es la ingesta excesiva de vitamina D y C, pero también algunas enfermedades que provocan un aumento exagerado de calcio en la sangre. Otro factor es que la dieta del perro sea rica en calcio o que consuma alimentos con altas concentraciones de ácido oxálico —como las nueces—. Cabe señalar que existe cierta propensión a la formación de cristales por estos motivos en los machos de mediana edad y raza pequeña como Shih Tzu, Schnauzer miniatura y Bichón Frisé.

  • Cristales de estruvita. Estos cristales y los anteriores son los más comunes. En este caso se forman por un exceso de fosfato, amoniaco y magnesio. Se desarrollan especialmente cuando el pH de la orina es básico —es decir, menor de 7—. También suelen asociarse a infecciones por bacterias de las vías urinarias, como el Staphylococcus. Por esta razón son más frecuentes en el caso de las hembras.

  • Cristales de urato. Este tipo de cristales en la orina del perro se forman a partir del metabolismo del ácido úrico. A veces, la presencia de estos cálculos de urato pueden indicar la existencia de una enfermedad renal o hepática. Los Dálmata suelen presentar esta afección porque tienen un gen que provoca un metabolismo del urato defectuoso. Sin embargo, también puede aparecer en otras razas como el Bulldog Inglés o el Schnauzer miniatura.

  • Cristales de cistina. Son menos frecuentes que los anteriormente mencionados ya que aparecen por una alteración de origen genético. Aunque puede afectar a todas las razas, parece que algunas son más propensas, como la raza Terranova, el Bulldog Inglés y el Teckel.

  • Cristales de xantina. Son raros en perros. Proceden de la degradación de las purinas. Suelen aparecer en perros que sufren leishmaniosis canina y han estado tomando durante mucho tiempo alopurinol como parte del tratamiento.

SÍNTOMAS DE LA PRESENCIA DE CRISTALES

Por lo general, puedes darte cuenta de si tu perro tiene cristales en la orina porque observarás:

  • Micciones frecuentes y de escasa cantidad (polaquiuria).

  • Esfuerzo y dolor al orinar (disuria).

  • Presencia de sangre en la orina (hematuria)

Además, en el caso de los machos, puede haber dolor abdominal, incontinencia urinaria y obstrucción de las vías urinarias inferiores. 

TRATAMIENTO DE LOS CRITALES DE ORINA EN PERROS

Para tratar la cristaluria se debe tener en cuenta el tipo de cristales que la provocan u las causas. El tratamiento, en la mayoría de los casos, consiste en disolver los cristales. Para ello:

  • Se utilizará un antibiótico específico de forma prolongada. Este tratamiento se asocia por lo general con los cristales de estruvita.

  • Se ofrecerá al perro una dieta adecuada —como ADVANCE Urinary—, que puede incluir:

    • Aumento de la ingesta de agua para que se diluya la orina. También se puede optar por alimento húmedo. Recuerda que el agua que le ofrezcas a tu perro debe estar siempre fresca, limpia y a su libre disposición.
    • Ofrecerle al perro una dieta específica. La dieta es fundamental para evitar la formación de cristales en la orina del perro. Para evitarlos, una buena alimentación debe cumplir dos objetivos:
    1. Evitar un exceso de precursores de la formación de cristales, como calcio, fósforo, magnesio, purinas oxalato y vitaminas C y D.
    2. Mantener un pH urinario óptimo en función de cada caso. Por ejemplo, si se trata de cristales de estruvita, la solución pasa por acidificar la orina. Pero si se trata de cistina o uratos, lo mejor es mantener una orina más alcalina.

Cabe recordar que la formación de cristales en la orina canina puede terminar ocasionando cálculos urinarios de gran tamaño que, en ocasiones, requieren de cirugía para eliminarlos. Los cálculos de oxalato, por ejemplo, no pueden ser diluidos y necesitan una intervención.
 

 Para evitar los tratamientos y, en última instancia, la intervención quirúrgica, la prevención es fundamental. Lo mejor es ofrecer al perro una alimentación adecuada, como ADVANCE Veterinary Diets Urinary, y animarlo a consumir suficiente agua. Eso sí, si observas que tu perro manifiesta alguno de los síntomas mencionados en este artículo, no lo dudes, acude a la consulta de tu veterinario de confianza para que pueda hacer un diagnóstico preciso y darle a tu perro el tratamiento adecuado.

Artículos que te
pueden interesar